cambio-en-tu-marca

Vale, no hace falta que lo recuerde por aquí, pero estamos viviendo una época rara, estresante, en la que cada experto nos recuerda la importancia de pivotar, digitalizarse (aún más) y reinventarse.

Qué presión, ¿no?

No quiero ser una más diciendo lo mismo, pero sí he notado algo curioso en estas semanas y lo quiero compartir por si te pasa también.

Unas ganas, o necesidad incluso, de cambio.

Claro. Ahora vamos a entrar en una Nueva Normalidad, dicen, y es cierto que lo que hemos vivido nos ha cambiado. Echamos la vista atrás y nuestros planes y objetivos, nuestra marca… ya no resuena al 100% con nosotras.

Como muchas emprendedoras en estos momentos, puede que tengas ganas de un cambio en tu marca, tu imagen o tu comunicación. Si es tu caso, te doy mis trucos.

HAZ UN CAMBIO EN TU MARCA… con cabeza

Lo primero es pensar qué nivel de cambio necesitas. Puedes empezar comprobando si es hora de hacer un rebranding. O sea, hacer un cambio en tu marca por completo: el logo, la identidad visual…

De ser así, siento repetirme más que el ajo en este blog, empieza pensando en tu estrategia. Define los siguientes puntos de una forma muy, muy clara.

MISIÓN

 Lo que ofreces con tu negocio. Intenta abarca el “cómo” lo haces y qué beneficio tiene para tus clientes.

Ejemplo: Mi misión es que puedas ayudar a centenares de personas con tus servicios o productos, demostrando visualmente tu talento y nivel de expertise, gracias al diseño estratégico de tu identidad visual.

VISIÓN

La creencia que hay detrás de tu negocio, el “para qué” has decidido dedicarte a ello.

Ejemplo: Creo que con una marca bien diseñada, las emprendedoras pueden hacer visible su talento y estilo propio y conseguir vivir de lo que les apasiona.

cliente ideal

Para quién es ideal tu servicio o producto y en qué momento está esta persona.

Ejemplo: Emprendedoras que han creado un servicio o producto, que se apoya en su principal talento. Le cuesta que su cliente perciba el gran valor de lo que ofrece, antes de trabajar con ella o comprar su producto.

Los valores

Los valores que respaldan todo tu proyecto y determinan tus decisiones empresariales.

Ejemplo: Autenticidad, belleza, transparencia, crecimiento y desarrollo personal.

DIFERENCIA

Lo que te hace única frente a la competencia.

Ejemplo: Mi enfoque estratégico y psicológico, para que te sientas segura con tu branding.

energía y emoción

La emoción que provoca tu servicio/ producto y la que se siente en tu comunicación. La energía que desprende tu marca.

Ejemplo: Inspiración, confianza, empoderamiento.

Definir bien estos puntos es lo que te dará claridad, a la hora de construir tu marca. Es muy importante comunicar con transparencia, para destacar y generar confianza.

Ahora bien, si nada, absolutamente nada ha cambiado en los fundamentos de tu marca (son las respuestas a los puntos anteriores), no tiene mucho sentido cambiar la imagen.

Si sigues pensando que tu marca necesita un aire nuevo…

Plantéate un restyling

Puede ser la opción ideal para suplir estas ganas de aire fresco, sin revolucionar tu marca. Al final, en estos momentos muchos necesitamos ver cosas nuevas. Así que es muy probable que a tus clientes les agrade ver unos visuales diferentes en tu marca.

Hay muchas formas de conseguirlo: una nueva sesión de fotos corporativas, un rediseño de tus plantillas para redes sociales… Encontrarás más ideas para dar un aire nuevo a tu marca sin hacer rebranding en este artículo.

A lo sumo, puedes mantener tu logotipo y volver a estilizar los elementos complementarios de tu marca (tipografías, iconos, texturas, etc.) O simplemente, añadir más elementos a tu identidad visual (submarcas, sellos, ilustraciones…)

Analiza las tendencias

Ya puestos a cambiar cosas, haz cambios en tu marca que encajen un poco más con lo que se lleva.

¡Ojo! No estoy hablando de seguir modas o intentar amoldarte a un estilo que no va contigo, sino de ver qué tendencias están en auge y pensar en cómo incorporarlas en tu negocio (si es que tiene sentido hacerlo).

Para entender mejor el concepto de tendencias y saber cuáles han aparecido, o se han reforzado en estos momentos, te recomiendo la mini-serie de vídeo de Gudy Herder en IGTV sobre el tema.

¡Seguro que sacas un montón de ideas para tu negocio!

Antes de acabar este artículo, quiero recordarte que no tienes por qué hacer un cambio en tu marca si no lo sientes. O si toda esta situación te ha dejado sin fuerzas para hacerlo.

Simplemente, quería escribir esta pequeña reflexión a modo de guía, por si en estos momentos sientes esas ganas de cambiar algo en tu marca. Recuerda que lo importante es sentirte segura con tu branding y que este te aporte los clientes que deseas. Lo demás… es más bien secundario.

Cuéntame si has decidido cambiar algo de cara a la Nueva Normalidad. Y si necesitas de mis servicios de diseño para ayudarte a materializarlo, simplemente contacta conmigo y valoraremos tu necesidad exacta.