arquetipo de marca

Ainnns, las redes sociales.

Vampirizan tu tiempo y tu creatividad, cambian su algoritmo cada dos por tres y pasan de moda más rápido que las camisetas de Zara. Sin embargo, son un escaparate fabuloso y muy asequible para emprendedores y negocios pequeños… ¿Hay para volverse loca, verdad?

Te voy a dar mis trucos para mantener la cordura dando visibilidad a tu negocio gracias a las redes.

Decide qué redes sociales son las tuyas

¿Todo el mundo está en Instagram y parece que has de estar también? ¿Acaba de abrir una nueva red social y estás pensando en crear una cuenta?

Hay muchas redes sociales y, por supuesto, que haya muchos usuarios en una red es señal de que puede darte visibilidad. La cuestión es que nuestros recursos son limitados: tiempo, dinero, energía… No podemos permitirnos estar en todas las redes sociales.

Elige una o dos redes donde vas a dedicar esfuerzo en crear contenidos adaptados a la plataforma y cultivar la relación con tu audiencia. Y en las demás, simplemente abre un perfil y replica tu contenido de forma automática (si no sabes de lo que te estoy hablando, es hora que descubras https://ifttt.com/)

Para elegirlas, ten en cuenta:

  • El tipo de negocio que tienes. Si es muy creativo o visual, Pinterest o Instagram. Si se dirige a profesionales, Linkedin o Twitter…
  • Dónde están tus clientes ideales. ¿Todo el día metidos en Facebook? ¡Pues allá vas!
  • Dónde te sientes tú más a gusto. Como he dicho, vas a tener que dedicarle tiempo personalmente, aunque sea para contestar comentarios y mensajes. Por lo tanto, evita elegir una red que odies, ¡o te quita las ganas de trabajar!
  • Tu estrategia de marca. Dependiendo de la personalidad de tu marca, de la distancia o cercanía que quieres crear con tu audiencia, necesitarás una red u otra.

Define tus temas claves

Uno de los puntos fuertes de las redes sociales es la cantidad de contenido que se comparte a diario. ¡Cuánta información! Y también, ¡cuánto ruido! ¿Cómo posicionarte en tu sector de forma clara en medio de tanto contenido?

Una de las claves es decidir 3 temas de los cuales vas a estar hablando de forma constante. Si hablas un poco de todo, salvo que tengas una marca personal muy, pero que muy poderosa, te va a costar muchísimo que te tengan en mente en tu área de expertise.

En base a tu estrategia de marca, define 3 temas entre los más relevantes para tu público objetivo. Deberían estar alineados con tus valores profundos y ser los más diferenciadores posibles de tu forma de trabajar.

Ejemplo:

En Lunes School, mi escuela para diseñadores gráficos, mis temas son:

  • Organización y productividad en los procesos creativos, como punto diferencial.
  • Mi estilo de vida, como muestra del beneficio de mis servicios y productos.
  • Información y ejemplos sobre la parte business de los negocios creativos, otro punto diferenciador, que incluso es un poco tabú en este sector.

Te invito a analizar tus perfiles favoritos para ver qué temas principales tratan y con qué enfoque. Y después… ¡a por los tuyos!

Encuentra tu estilo propio

Lo que han hecho las redes sociales en estos últimos años es elevar mucho el listón en cuanto a la creatividad y a la calidad visual y textual de los contenidos. Por lo tanto, crear contenido de calidad es imprescindible, pero no es suficiente.

Para destacar y resultar memorable a tu audiencia, has de encontrar tu estilo propio, es decir, una forma de comunicar que esté:

  • 100% alineada con tu personalidad y tu filosofía empresarial.
  • Pensada para conquistar a tu cliente ideal (y para nadie más).
  • Diferenciadora, que ponga en valor lo que haces distinto a tu competencia.
  • Coherente entre los visuales, los textos y la emoción que estás creando.

Para encontrar tu estilo, no vale buscar ideas en los demás perfiles. No encontrarás tu estilo mirando hacia afuera, sino conectando con la esencia de tu negocio.

Todo este trabajo cuesta, pero si vas poco a poco y no te distraes mirando como lo hacen los demás, acabarás teniendo claro cuál es tu estilo propio.

Si te abruma la idea de apostar por un estilo y no sabes por dónde empezar, tengo preparado algo para ayudarte: mi mini-curso 3 secretos para dejar de sentirte invisible.

En resumen, aprovechar el poder de las redes sociales sin volverte loca es como muchas otras áreas de tu negocio: tienes que enfocar tu esfuerzo, deliberadamente, en lo que te traerá los mejores resultados (es la ley de Pareto, una y otra vez). Y, sobre todo, comunicarte en ellas a tu manera, apostando fuerte por tu estilo.

¡Te espero en mi mini-curso para desvelarlo!

Pin It on Pinterest