Lo que dicen los colores de tu personalidad de marca

colores

Empecemos con un experimento. ¿Dirías que te sientes igual en una habitación pintada de rojo cereza que en una azul celeste?

Seguramente tu respuesta es que no, ¿verdad? Esto ocurre porque los colores tienen mucho poder e influyen en nuestras emociones.

Por eso, a la hora de pensar en tu branding, los colores son una gran oportunidad para transmitir tu personalidad de marca, forma casi subliminal.

¡Pero ojo! Para definir tu paleta de colores corporativos, no puedes elegir tu color favorito, sin más. No me canso de repetirlo, pero tu marca no va de ti, aunque tenga un componente muy personal y muy tuyo. Recuerda, los elementos visuales y textuales de tu marca deben estar seleccionados en función de una estrategia, no de tus gustos personales.

Entonces, éste es mi consejo: piensa bien cuál es la emoción o la energía que quieres transmitir con tu marca. ¿Lo tienes? Ahora vamos a ver cómo puedes aprovechar el significado de los colores para comunicarlo.

El poder de los colores en tu marca

EL ROJO

Éste es un color fuerte y provocativo que, a nivel emocional, simboliza la pasión y la intensidad.

También transmite cierta urgencia, por eso lo verás en algunos destacados en ciertas promociones. Y es que tiene la propiedad de acelerar el corazón y… ¡abrir el apetito!

EL AZUL

Al contrario que el rojo, éste es un color que transmite calma y tranquilidad. Es el color más natural y más visto por el humano, ya que es el color del cielo y del mar. Además, representa la masculinidad.

El azul aumenta la confianza, porque no es agresivo.

EL AMARILLO

Es un color alegre, joven, que transmite positivismo y claridad. Favorece la comunicación y estimula los procesos mentales.

¿Un dato curioso? Es un color que hace llorar a los niños con más facilidad.

EL NARANJA

Color cálido, que transmite entusiasmo y excitación. Un logo naranja, por ejemplo, nos parece amigable y alegre.

Además, no lo olvides: ¡provoca la acción en el consumidor!

EL VERDE

El color de la salud, de la tranquilidad y del medio ambiente. También simboliza el relax y el cuidado personal.

Por cierto, ¿sabías que el ojo humano distingue más tonos de verdes que de ningún otro color?

EL MORADO

Éste es el color de la creatividad y de la imaginación. Históricamente, es un color muy usado por los reyes, por lo que simboliza riqueza, poder y sabiduría. Es un color calmante.

EL ROSA

Es el color de la feminidad, de la energía sin agitación. Transmite delicadeza, inocencia y amabilidad. Además, es el color del mundo de los sueños y de lo irreal.

Lo cierto es que tenemos asimilado el significado de los colores de forma muy inconsciente. Por eso, es muy probable que si ya tienes logo, descubras que el significado de su color transmite exactamente lo que querías. ¿Es así? ¿O has descubierto que transmites una cosa equivocada? Cuéntamelo en los comentarios.

¡Oh! Y si quieres descubrir cómo combinarlos en tu paleta de colores corporativa, prueba mi test y descubre los colores de tu marca.

Comparte este artículo:

5 respuestas

  1. Hala! Conforme iba leyendo y me he parado en el morado he pensado, “mmm pues la imaginación es algo que quiero transmitir de mi marca, quizás deba cambiar el rosa por este”, pero al leer el rosa me he dado cuenta de que no podía definirme mejor” Mi mundo son los atrapasueños, así que el rosa es MI COLOR. (Estoy haciendo un rebranding y el rosa es el elegido )

  2. Hola María Fernanda,

    Todos los colores tienen su peligro, a nivel de significado, pero no son los únicos vehículos de tu mensaje de marca. En tu caso, el resto de los elementos de tu marca podrían estar elegidos con el objetivo de hacerla un poco más suave, para aportar un poco de equilibrio.

    Un saludo!

  3. Yo tengo una atracción muy fuerte con el rojo, espero no haber espantado a nadie gracias a eso.

  4. Hola Silvia,

    ¡Gracias! Los colores pueden transmitir tanto, es una pena no aprovechar su poder desde el inicio de nuestro negocio!
    Un abrazo,
    Noémie

  5. Woww Noémie, qué bien que hables de esto porque qué poco le hacemos caso cuando comenzamos a emprender. Y me parece muy importante. Muchas gracias por compartirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.