Los secretos de la personalidad de marca

personalidad-de-marca

Justo cuando empezabas a entender lo que es una marca, o el branding, vengo con un nuevo concepto para complicar todo un poco más: la personalidad de marca.

Esa es la herramienta secreta por excelencia, la diferencia entre una marca “normal” y la que genera un impacto que no se puede olvidar. No se ve, pero se siente, como dice Gemma Fillol 😉 Y hoy te desvelo todos sus secretos.

Qué es la personalidad de marca

Si me lees, ya sabrás que el branding es más que el logotipo, o más que los textos de tu web… Son todas las áreas de tu experiencia de marca: visual, verbal y experiencial.

personalidad-de-marca

Es importante que todas estas áreas estén conectadas y ayuden a reforzar lo que quieres comunicar a tu cliente ideal. El reto está en mantener la coherencia entre todas estas áreas, para crear una experiencia sensorial y emocional única. Y por lo tanto, ¡inolvidable!

Y esto… ¿cómo se consigue? Simplemente, definiendo bien tu personalidad de marca.

Primero de todo, una advertencia. Nosotras que tenemos negocios pequeñitos, donde estamos al mando de casi todos los departamentos, solemos tener una personalidad de marca muy relacionada con la nuestra propia. Esto no significa que deba ser un copia y pega de quién eres, no todos los aspectos de tu personalidad son relevantes para tu cliente ideal.

Además, es preciso que la personalidad de marca sea relativamente simple, o al menos no tan compleja como la de una persona. Con 3 – 5 rasgos bien pensados y expresados, es más que suficiente.

Cómo definir tu personalidad de marca

Te recomiendo tomar tu estrategia de branding como punto de partida.

Ahora piensa en adjetivos que deberían definir tu personalidad de marca. Es momento de empezar a pensar en tu negocio como en una persona. ¿Es una persona cercana, o algo seria? ¿Le gusta el lujo, o es más bien sencilla? ¿Cómo se siente el cliente cuando entran en contacto? ¿Qué energía desprende?

Ten presente cómo es tu cliente ideal y qué tipo de persona le va a atraer. Si te quieres dirigir a una persona elegante, rica, que elija siempre la opción premium… ¡no puedes presentar un negocio con una personalidad informal o poco sofisticada!

Intenta acumular adjetivos que definan la personalidad de marca en:

  • la relación con los clientes,
  • la energía que desprende,
  • la experiencia de compra ,
  • el estilo visual y el tono de los textos.

Una vez tengas muchos adjetivos, la idea es reducir la lista a 3 ó 5 y empezar a reflexionar en cómo se trasladan en cada área de la experiencia de marca. Es un trabajo creativo que te costará unas horas, pero una vez definido, te prometo que tu marca tendrá un impacto inolvidable.

Un último secreto

En Lunes Design, uso una herramienta que facilita tanto la definición, como el mantenimiento de esta personalidad de marca: los arquetipos de personalidad. Esto me permite hacer como un retrato robot del negocio, muy fácil de recordar y seguir en todo momento.

 

Te cuento un poco más sobre ellos en este artículo.

Ahora que sabes todos los secretos…¿A qué esperas para empezar a definir tu personalidad de marca única y memorable? 😉 

Comparte este artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.