¿Hay algo más molesto que estar mirando una película genial y que, de repente, salga el corte publicitario?

A mí me horroriza. A veces, hasta paso de mirar el resto de la peli y apago la tele.

Pues lo mismo puede pasar con los anuncios de Facebook, ya que se intercalan entre las publicaciones de tus amigos y grupos favoritos.

Hoy, te explico cómo evitar este efecto y conseguir que tu anuncio enamore a tus clientes.

Cómo enfocar un anuncio de Facebook

Hay muchas posibilidades con los anuncios de Facebook. Desde compartir tu página, hasta crear una campaña específica, pasando por la posibilidad de promocionar un post concreto. La herramienta te permite segmentar muy precisamente quién va a ver tus anuncios y cuánto quieres invertir. No me extiendo más sobre el tema, porque el propio Facebook te lo explica muy bien. Y además ofrece ayuda personalizada.

Lo primero, como siempre, es definir un objetivo muy claro para tu campaña.

Uno solo. Nada de “voy a vender mi servicio de asesoría legal y, además, decirles que se apunten a mi newsletter”. Pon el foco en una sola cosa, con una sola llamada a la acción. Tendrás mejores resultados y aparte podrás analizar lo que realmente ha funcionado en tu oferta.

  • Si quieres promocionar un producto, piensa que los anuncios funcionarán mejor para productos no muy caros y visualmente atractivos.
  • Si tienes pensado promocionar un servicio muy caro, igual tienes que diseñar un embudo de venta. Por ejemplo, en lugar de promocionar directamente tu servicio, puedes promocionar una hora de consultoría gratis y al final de ésta ofrecer tu servicio de pago. Es más fácil que cliquen en este anuncio para conseguir la consulta, que lo hagan en uno que promociona un servicio con un precio elevado.
  • Por último, si vas a promocionar tu página directamente, ten cuidado y trata de que se entienda muy claramente en una frase lo que ofreces. Intenta hacerlo con un tono propio, creando un gancho llamativo que te diferencie de los demás.

 

Limitaciones de los anuncios de Facebook

Hay más de un formato disponible para los anuncios de Facebook, ¡cómo no! Depende si el objetivo del mismo es compartir tu página, o si es un anuncio específico. Por lo general, el tamaño ha de ser de 1200 × 628 píxeles. Es bastante grande, así que asegúrate de contar con una imagen de buena calidad.

Otra particularidad del anuncio en Facebook es que no puede contener más de un 20% de texto (¡logo incluido!). Además, quien detecta el texto es un robot, por lo que es muy estricto. Facebook ofrece una herramienta para comprobarlo.

En amarillo: el espacio que puede ocupar el texto (o logo textual) en tu anuncio

En amarillo: el espacio que puede ocupar el texto (o logo textual) en tu anuncio

 

Esto significa, como ves, que te tienes que limitar a poco texto. Si pones demasiado, lo tendrás que concentrar en una parte y puede quedar el resto de la composición muy vacía (= nada potente).

 

Lo que mejor funciona

Ya lo puedes adivinar por las limitaciones técnicas, ¿verdad? Funcionan muy bien las fotografías y las ilustraciones que aportan valor, sin machacar con la marca o los destacados promocionales.

Recuerda, no quieres estar invadiendo el espacio personal de aquellos a los que te diriges y generar el temible efecto “corte publicitario”.

  • Fotografías “reales”.

A poder ser, deberían ser muy cuidadas y profesionales. Intenta que el fondo sea poco cargado, para que destaque la silueta del producto, o persona, de forma que se entienda a primera vista. Es mejor si tus imágenes no se parecen a fotos de stock, para que el usuario no detecte la publicidad.

  • Ilustraciones “limpias”

Lo mismo que para las fotos. No tienen que ser sobrecargadas, ni con demasiados detalles. Funcionan bien las ilustraciones estilo “flat”, porque se ven bien en formatos pequeños. ¡No te olvides que mucha gente mira Facebook desde el móvil!

Es muy importante que pienses en tu cliente ideal: ¿qué ve esta persona?, ¿cuál es el tipo de imagen que le va a gustar e irá en sintonía con lo que aparece en su hilo de noticias?,

¿qué es lo que le va a llamar la atención?

No lo dudes, enseña tu campaña a una persona que pudiera ser tu cliente ideal y pregúntale qué le parece. También puedes probar a la vez varios anuncios e ir viendo cuál funciona mejor.

 

¡Espero que con estas claves superes con éxito la prueba de los anuncios de Facebook!

¿Ya los has probado? ¿Qué es lo que mejor te ha funcionado? Y si no, ¿tienes ganas de probarlo?

Pin It on Pinterest