arquetipo de marca

La semana pasada te conté todo sobre la primera parte del proceso de branding, la definición de personalidad de marca y el moodboard.

¿Adivinas cuál es el siguiente paso? Sííííí, el diseño del logotipo.

El logotipo es uno de los elementos más complejos de la imagen de marca y es que tiene que sintetizar el máximo de información posible sobre la marca, manteniendo una simplicidad radical. Pero, no te asustes, voy a contarte cómo lo trabajo paso a paso…

Diseñando el logotipo

Después de la reunión de presentación de la personalidad de marca, me dejó una semana para poder probar y explorar gráficamente qué forma voy a darle al logotipo. El moodboard nos ayudó a acotar un estilo visual, pero sigue habiendo muchas posibilidades dentro del mismo.

Así que, mi lema es “varias propuestas, de una en una.”

Apuesto por mostrar a mis clientas una sola propuesta de logotipo a la vez. Tiene varias ventajas:

  • nos permite comprobar cuanto antes, que estoy definiendo un estilo que le gusta a mi clienta;
  • evita el mareo, la sensación de tener que sacrificar algo, eligiendo una propuesta u otra;
  • nos permite estudiar la propuesta plenamente y sacar un feedback más valioso sobre ello.

Este logo, lo comparto con mi clienta en pdf, con explicaciones e imágenes tipo mockup para que pueda entender perfectamente porque lo he diseñado y cómo se verá una vez aplicado al universo visual.

identidad-visual

Mockup de identidad visual para Laia Font.

Esta vez, no hay reuniones, prefiero que puedan mirarlo con calma.

A partir de aquí, tres opciones:

  • le encaja tal cual y seguimos;
  • la idea encaja, pero quiere algunos cambios o pruebas de colores distintas;
  • no encaja, en este caso vuelvo a preparar nueva propuesta, hasta dar con la ganadora.

El último paso: la identidad visual

Una vez aprobado el logo, sigo completando la identidad visual, definiendo los colores exactos, las fotografías a usar según qué sitio, los elementos complementarios (iconos, texturas o ilustraciones, según la marca). Y finalmente, preparó las aplicaciones de marca que ha elegido mi clienta, tarjetas de visita, firma de email, etc.

El último paso es completar el manual de marca con la identidad visual (¿recuerdas que lo dejamos a medias después de definir la personalidad de marca?) No es un manual de marca típico, es un documento que he creado con consejos didácticos para que mis clientas se vuelvan dueñas de su marca, cuando acabemos el proyecto.

identidad-visual

Extracto del manual de marca de Lunes Design.

¿Listo? Casi, casi. Solo me falta preparar el logo en sus distintas versiones, tanto para imprimir como para web, sobre fondo blanco, transparente, oscuro… La idea es contemplar todas las futuras necesidades del negocio. También preparo todos los archivos, los iconos, los archivos de las aplicaciones de marca listos para mandar a imprenta… Todo ordenado por carpetas.

Y esta vez sí, acaba el proceso de branding, la marca está completa, la clienta sabe exactamente cómo usarla en todos los soportes y… ¡la aventura puede empezar!

 

¿Qué te ha parecido todo este viaje a través del backstage del estudio de Lunes? ¿Te imaginabas todo este proceso para la creación de tu marca?

Me encantará saber qué opinas en los comentarios y que me dejes todas tus dudas o preguntas. Será genial leerte.

Pin It on Pinterest