arquetipo de marca

El diseño gráfico no es una combinación bonita de recursos visuales, no.

Es comunicación, es la forma de transmitir un mensaje. En el caso de un logo, el mensaje debería ser la calidad de tu producto o servicio, tu forma única de llevarlo a cabo, tu personalidad…

Sin embargo, veo a muchas emprendedoras escoger o encargar un logo bonito, según cosas que han podido ver en Pinterest. Y acaban con un diseño que no significa nada y por lo tanto, no les aporta los resultados esperados.

Desde Lunes Design, he diseñado todo un proceso de trabajo estratégico, especialmente pensado para emprendedoras apasionadas, con el objetivo de ayudarles a destacar en su sector de forma natural y auténtica, gracias a una marca completa. Hoy te quiero explicar en detalle la primera etapa de mi proceso de branding, en la que definimos la personalidad de la marca y su estilo visual.

Desvelo la personalidad de marca

Lo primero que hago es recoger tanta información como pueda sobre mi clienta y su negocio. Necesito saber cosas tan básicas como su producto o servicio, sus contenidos, su cliente ideal… Y también cosas un poco más avanzadas, como pueden ser la misión, la visión del negocio, por qué y para qué esta persona lo ha creado, etc. Además, me gusta ver con qué estilo visual se siente naturalmente identificada.

En el caso de mis clientas, siempre, siempre hay una historia llamativa detrás de la creación de su negocio. Reinvención profesional, cambio de valores y prioridades tras el nacimiento de su primer hijo/a, una pasión que existe desde su infancia… Esta historia singular, con la apuesta y los valores que supone, es una materia prima excelente para construir una marca auténtica. Muchas veces de allí nace la diferencia con la competencia… pero ya me estoy adelantando.

Una vez tengo toda esa información, lo que hago es ordenarla, reformularla y completarla para enfocar la estrategia de branding. Esta nos ayuda a contestar a preguntas como: ¿Qué emoción queremos transmitir? ¿Qué valores queremos compartir con nuestra audiencia? ¿Qué personalidad queremos dar a la marca? Y, sobre todo, ¿qué nos diferencia de la competencia?

En esta etapa, defino un arquetipo de personalidad para la marca, que nos ayuda a conectar el negocio con sus futuros clientes, manteniendo la autenticidad en todo momento.

Toda esta información la recojo en lo que se convertirá en el manual de marca.

proceso-de-trabajo

Extracto del manual de marca de Lunes Design

Cuando la personalidad de marca está bien definida, completo el documento con consejos personalizados para redes sociales, atención al cliente, tono a usar en los textos… Vamos, todo lo necesario para crear una marca 360º, coherente y consistente.

El momento más esperado del proceso de trabajo

¿Sabrías cuál es? Pues ni más, ni menos que el momento en el que creo el universo visual de la marca.

proceso-de-trabajo

Moodboard para Denys Reyes

En base a todos los objetivos de comunicación que he definido anteriormente, diseño un moodboard. Esto es una recopilación de referencias que ayudan a marcar un estilo visual, el estilo por el que apostaría para su marca. Selecciono una paleta de colores, un estilo de tipografías y voy recogiendo imágenes y referencias que me ayudan a mostrar lo que tengo en mente para el futuro logo e identidad visual de la marca.

proceso-de-trabajo

Moodboard para Assegurances Berga

Cuando tengo toooodo esto listo, quedo por Skype con mi clienta para que mostrarle todo esto en directo. Nos permite entendernos mejor (que es, al fin y al cabo, el principal objetivo de esta etapa) y acabar de matizar la personalidad de marca.

Todo este proceso de trabajo lo hago en una semana aproximadamente y siempre viene ANTES de ponerme a diseñar el logotipo 🙂

 

¡Imagínate todo lo que me queda por contarte!

¿Qué te parece? ¿Te ha sorprendido alguna parte de esta primera etapa? La semana que viene te contaré como sigue el proceso de branding.

Pin It on Pinterest