arquetipo de marca

Ya sabes como va. La gente entra en tu web, en tus redes sociales…

Normalmente desde su móvil con pantalla enana y te dedica unos pocos segundos.

En esos pocos segundos, tienen que:

  • entender qué vendes y si eso es algo que les puede resultar interesante,
  • captar tu “rollo”, tu estilo y si éste les despierta algún sentimiento agradable o atractivo.

Además, si lo que ven parece lo mismo que algo que ya han visto, tanto el producto o servicio como el estilo del negocio, no les parecerá genuino.

Y entonces… ¡se van! A los pocos segundos, cierre de página. Es una acción que muchas hacemos varias veces al día.

Es así de rápido, así de frío y así de duro. En estos primeros segundos, a nadie le importa que lleves 10 años en tu sector, o que gastaste mucho tiempo y dinero en crear tu web.

Pero si lo haces bien, te llevas un nuevo seguidor, alguien que está dispuesto a invertir más tiempo contigo y posiblemente comprarte, en algún momento.

Conquistar con un universo de marca inconfundible

Ya te comenté lo importante que es diferenciar tu negocio frente a la competencia y más cuando tu servicio o producto no es único en el mercado.

El secreto está en explotar esta diferencia al máximo para crear un universo de marca inconfundible y llamativo. Cuando digo llamativo, evidentemente me refiero a que atraiga a quien tiene que sentirse identificado.

Si tienes una marca de casitas de madera pintadas a mano para gatos, quieres llegar a un público quizá un tanto friki, con cierta preocupación medioambiental, que hace que les importe que la casita sea de madera y no de plástico.

Pues bien, necesitas crear el universo más atractivo para esta audiencia. Por ejemplo, que la web sea como el Disneyland interactivo para los amantes de los gatos. Haz que el packaging de tu casita sea comestible para gatos, o venga con un sobre de pienso para ellos. O que tus vídeos sean protagonizados por los gatos más adorables de la tierra y tengan subtítulos gatunos.

¿Y lo más importante? Tú serás la primera entusiasmada, porque desde luego eres la más friki de los gatos entre todas (explícame sino, por qué ibas a dedicarte a pintar casitas de madera para gatos, ¿eh?)

Lo que vas a construir no sólo será una marca muy guay, consistente, sino que será la más auténtica, sincera expresión de esta faceta única de tu personalidad.

¿Lo ves? Es la receta. Un producto no único (casitas para animales), con un toque distinto (de madera, pintado a mano), para un público muy segmentado (dueños de gatos muy frikis) y una marca inconfundible (divertida, friki, completamente pensada para esta audiencia en todos sus soportes).

Tu checklist para ser inconfundible

Y ahora sólo te queda dejar entrar a tu audiencia en tu universo único.

Si te falta definir una personalidad de marca poderosa, a la vez de auténtica, para tu negocio, te puede resultar muy práctica la técnica de los arquetipos de personalidad que he adaptado para emprendedoras. La puedes descubrir en mi ebook Brand Adicta, con muchos consejos y moodboards para inspirarte.

Pin It on Pinterest